Especializado en sándwiches gourmet al auténtico estilo neoyorquino. Ofrece un ambiente relajado e informal con una vista inigualable al Parque de la 93.